dilluns, 21 de desembre de 2015

IRREMISIBLEMENTE INCOHERENTES

Desde que ya no nos dictan los dictadores, ni nos predican desde los altares ni son rentables las buenas costumbres nos cuesta mantener la coherencia. Desde que no existe la caligrafía moral o la normativa social obligatoria parecen habernos empujado a la contradicción interna, a esa molesta sensación de traición a nuestros principios.


divendres, 18 de desembre de 2015

¿POR QUÉ NO DENUNCIA RAJOY?

Sorprende que alguien que ha sido agredido no se vaya a la comisaría más próxima y lo denuncie. Es de manual, ¿verdad? Y sorprende más si el que lo hace es el presidente del gobierno. 


No sorprende que la caverna mediática quisera atribuir la agresión a la mala educación de Pedro Sánchez y a una subliminal incitación a la violencia, no sorprende porque ya lo utilizaron en el tema del 11M y lo repitieron hasta la saciedad y todavía hay algún cerril que sigue estirando el chicle.
Sorprende que un día después todo esté en vías de extinción. A la que hemos ido conociendo la identidad del agresor y su posible móvil, la atención sobre el caso empieza a flojear. 
No sorprende que cuando lo que emerge del puñetazo es una "generación impune" (que conocemos muy bien los profes) la sociedad siente la tentación de barrer el suceso y meterlo como tantos otros (violencia de género) debajo del felpudo.
Como mi cometido es zarandear conciencias les recomiendo que se lean el siguiente artículo de LA VANGUARDIA para entender por qué el Plasmático sigu percutiendo en su doctrina de silencio  ) lo que no se nombra no existe) que tan buen resultado le ha dado en el tema de la corrupción.
Sé fuerte, Mariano, una castaña se la lleva cualquiera.

dimarts, 15 de desembre de 2015

SIMPLES CONTRA SIBILINAS

La sala de profesores está llena. Un compañero explica que prefiere los conflictos de los alumnos a los de “ellas”. Los chavales son simples, directos, lo arreglan todo con cuatro hostias pero después, “tan amigos”. Lo esgrime como verdad absoluta, lo masculino como noble, sin dobleces, sin trasfondo emocional. Pero ay “ellas”, sibilinas féminas herederas de la perversa Eva, con ellas no puedo, afirma encogiéndose de hombros. No le explican las cosas, nunca van de cara, utilizan subterfugios, parece que los conflictos están solucionados pero siempre se reavivan cual Guadianas. A su lado un par de compañeras asienten con la cabezas. “Somos así, retorcidas”


dimecres, 9 de desembre de 2015

DÓNDE NACE LA MENTIRA


El caldo de cultivo ideal de la mentira se produce entre dos sustratos: la realidad y el deseo. Si la distancia es corta, es una mentirijilla, no es casi ni pecado, no es más que una pequeña distorsión que fuerza a ambos extremos a tocarse. Si la distancia es larga, el trolón exige ayuda del surrealismo. Puede ser que cada nueva trola aleje más la realidad deseada. Si la distancia es permanente, la mentira es una forma de vida. La peor mentira es la que nos explicamos a nosotros mismos, se enquista y nos mantiene firmes sin poder reducir la distancia entre el deseo (que no para el cabrón de azuzarnos por dentro) y la realidad (que no cuadra ni para Dios con lo deseado). Las mentiras  centrípetas según Pamela Meyer pueden ser detectadas con un poco de paciencia y desapasionamiento, el mentiroso no es infalible y tarde o temprano se le coge en un renuncio, el refrán dice que se le atrapa antes que a un cojo.



dimecres, 2 de desembre de 2015

EL DINOSAURIO SEGUIRÁ DORMIDO

La institución educativa ha sido un arma de alienación colectiva que se ha nutrido de profesionales hechos a medida para tal misión. Los productos que salieron de sus hornos fueron durante mucho tiempo absolutamente perfectos: ciudadanos acríticos, individualistas y grandísimos consumidores. La cadena de producción se ha escacharrado con la mierda de las nuevas tecnologías (especialmente internet). El conocimiento se ha derramado por el planeta y los profes no somos los dueños de cotarro. Hay que reprogramar la educación y sus profesionales sin que los amos pierdan sus privilegios.
La endogamia educativa ha empezado a parir expertos que con ayuda de los avances de la neurociencia y los múltiples estudios reservados solo para sus ojos prometerán incesantemente la salida del pozo cifras. A mí me gusta más chafardear otros sectores.