dimecres, 24 de febrer de 2016

LOS DESPERFECTOS DEL PENSAMIENTO ILUSORIO

Me acuerdo que cuando estrenaron Spiderman había progenitores andaban acongojados porque algún canijo había querido emular al hombre araña y se había dado un soberano ostión en el intento. En aquellos tiempos (ahora también) toda las excentricidades parecían provenir de la tierra del tío Sam. Nosotros éramos más terráqueos y nos conformábamos con hacer volar un muñeco. Pero todo se pega menos la hermosura. Vivimos en la era de los grandes ídolos deportivos, es cierta que esta idolatría no es novedad, pero sus desperfectos creo que alcanzan magnitudes semejantes a los spidermanes frustrados.
Me encuentro con reiterada frecuencia muchachines que pasan de los estudios porque jueganc todas sus bazas a ser la réplica mejorada de Messi o Cristiano. Que sí, que en mi época también teníamos sueños, pero empollábamos el monólogo de Segismundo para evitar estamparnos de brutes con la cruda realidad.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada