dimecres, 15 de juliol de 2015

EJES Y EJES

Nos sigue produciendo estupefacción que después de una búsqueda en Google (por ejemplo, vuelos a Málaga) cuando conectemos el Facebook nos aparezca en el margen derecho una retahíla de anuncios de compañías aéreas o de hoteles de la ciudad de la Costa del Sol. ¡Big brother! ¡El ojo que nos espía! Pues no, es Big data, nuestros datos los acumulan a velocidad del relámpago en una central que se cruza con otros y produce un escaparate en dos segundos.
Y lo que sirve para la economía empieza a funcionar para la política. Llevamos un año de elecciones potente, hay que buscar al votante, fijarlo, cuidarlo y llevarlo como un corderito a que meta la papeleta en la urna. Luego es una cosa de mantenimiento, de atención al cliente (qué bien funciona twitter), de fidelización a la marca con ofertas. Todo esto explica el fulgurante ascenso de la marca PODEMOS, el clan complutense ha mezclado perfectamente ciencia política con nuevas tecnologías, si hubiese recurrido a la política clásica hubiera necesitado una década para conseguir los objetivos logrados hasta ahora. 



Un millón de nuevos votantes aparecen en las próximas elecciones. Voto joven. Según una encuesta propiciada por el diario.es tienen previsto abstenerse al 50% el segmento de 18 a 30 años. A partir de esa frontera la cosa baja hasta el 30%. Más datos (big), los que tienen previsto votar ofrecen una mayoría al PSOE y Podemos (casi el 50%). El PP por mucho que cambie su albatros no pasa del 17% Pero, amigos y amigas, si nos vamos a los pensionistas la cosa varía substancialmente, el PP alcanza el 45% y Podemos se borra del mapa. Lo que comprueba que al EJE IDEOLÓGICO (izquierda-derecha) y ECONÓMICO (arriba-abajo) se le añade uno GENERACIONAL (joven-viejo). Las municipales añadieron el eje URBANO, los cambios indignados cuajaron en las grandes ciudades. Y en Catalunya, para dislocar las coordenadas aparece el eje NACIONAL(soberanistas-nacionalistas).
Imagino que en las cocinas políticas ya se están fabricando algoritmos para que cuando usted encienda su ordenador aparezca una función para imprimir la papeleta del partido (o coalición, que ahora es lo que se lleva) o un código QR para votar por móvil. Mientras, en Alemania, el gran Schäuble (ministro de finanzas alemán, verdugo de Grecia, gerifalte de la UE) se mea de risa, ellos no necesitan tanta parafernalia, con un solo eje, el DEUDOR lo controlan todo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada