divendres, 3 de juliol de 2015

SAN PROCESO MÁRTIR



El santoral católico socorre a Catalunya, viéndola tan desbrujulada le  ofrece un hueco (2 de julio) y le coloca un santo ad hoc que dignifique el tránsito de la dependencia de España a la independencia de la Catalunya preparada (slogan que manda güevos). No se conoce demasiado de San Proceso, pero parece ser que fue un carcelero de san Pablo que éste convirtió al cristianismo y cuando fue pillado in fraganti por su jefe lo decapitaron. Proceso perdió la cabeza en el proceso, yo estoy un poco en su tesitura. 

El bautismo de Proceso

A la paliza del 9N, siguió la hoja de ruta y ahora estamos en el carácter plebiscitario del 27S. Cada mañana se abre TV3 con alguna pregunta al respecto, en las noticias aparece Junqueras o Mas o cualquier dirigente de la cuerda independentista dando la vara y precisando, tertulianos, sociedad civil, alcaldes, cualquiera de los dos millones de independentistas que pueblan esta tierra. Grandilocuencia, pensamiento ilusorio, diatribas, bravuconerías, homilías, adoctrinamiento, alienación, todo vale. Desde que ganó la Colau, nueva diosa laica (rival de san Proceso) no han parado de intentar su conversión a la causa. De momento resiste con inteligencia. Cada noche un programita de debate, cuatro de la cuerda y un par de la oposición. Ruido, suflé, que se mantenga vivo el fuego y que no pare la hagiografía procesal.
Tres puntualizaciones:

  •  Cuando el referéndum (fallido) de Escocia TV3 se marcó especiales, se mandaron enviados y proliferaron las loas al derecho a decidir otorgado por Cameron. El domingo hay otro referéndum en Grecia, ni enviados especiales, ni alabanzas a Tsipras, ni atención mediática. ¿Extraño, verdad? El eje nacional sí, el eje social, menos.

  • Preparados. El slogan chulesco de la Generalitat para honrar a san Proceso. Una serie de exaltaciones ramplonas de los catalanes, somos los mejores, tan mejores que no hemos sido capaces de hacer una ley electoral propia, que tiramos con la española y que no hemos tenido tiempo de cambiarla (ni voluntad) porque seguramente podría cambiar muchos elementos del status quo político. Luego nos venderán la mayoría parlamentaria independentista pero sin solucionar todavía el sobrepeso de ciertos territorios en la elección de diputados (especialmente favorables a la estelada).

  •  Gestión. La foto de Catalunya es meridianamente clara: dos millones y medio de independentistas y cuatro de contrarios, pasotas o indecisos). Por muchas exhibiciones soberanistas, por muchas negaciones españolistas, esto es lo que hay y lo que se debe gestionar en el futuro. La nueva política de pactos se inauguró en las municipales y ha venido para quedarse, o se inventan puentes o se pierde el tiempo y se calientan innecesariamente las multitudes sin ton ni son. Los pactos se forjan cediendo y no marcando territorio.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada