dimecres, 9 de desembre de 2015

DÓNDE NACE LA MENTIRA


El caldo de cultivo ideal de la mentira se produce entre dos sustratos: la realidad y el deseo. Si la distancia es corta, es una mentirijilla, no es casi ni pecado, no es más que una pequeña distorsión que fuerza a ambos extremos a tocarse. Si la distancia es larga, el trolón exige ayuda del surrealismo. Puede ser que cada nueva trola aleje más la realidad deseada. Si la distancia es permanente, la mentira es una forma de vida. La peor mentira es la que nos explicamos a nosotros mismos, se enquista y nos mantiene firmes sin poder reducir la distancia entre el deseo (que no para el cabrón de azuzarnos por dentro) y la realidad (que no cuadra ni para Dios con lo deseado). Las mentiras  centrípetas según Pamela Meyer pueden ser detectadas con un poco de paciencia y desapasionamiento, el mentiroso no es infalible y tarde o temprano se le coge en un renuncio, el refrán dice que se le atrapa antes que a un cojo.



3 comentaris:

  1. Muy cierto lo que dices de la mentira,,,, hoy en día ya no se sabe quién está diciendo la verdad,,,se pierde la confianza, hace unos cuatro años conocí a una persona que cuando descubrí su primera mentira, bueno eso creí yo que era la primera, lo nego todo aun siendo encarado. La distancia la volvió una mentirilla, seguí tratando de confiar,,,,pero ya nunca me volvió la confianza porque decía una cosa y a la vuelta hacía otra, y así fue tras más mentiras, que llega un momento en que te das cuenta que todo en su vida es mentira,,,, hoy está de la mano con la persona que el mismo decía ¡Cuidado!!! yo conozco bien a esa persona y no debes confiar, conozco muy bien lo que es capáz de hacer y es mejor tener cuidado,,,, como quien dice es mejor tener amistad de lejos, luego comenzó hablar de su propia familia que le estaban tendiendo la mano,,, y descubro más mentiras,,,, en fin sus escritos y su vida, es un misterio de mentiras, pero lo más descarado es que sigue insistiendo que nunca mintió,,, que su conciencia está tranquila,a muchos las mentiras se les hace costumbre, y son tan reales para ellos que ya les vale. Gracias a Dios se alejo cuando vió que no sacaría más de lo que se merecía.


    La mentira es mentira de frente a distancia, no vale decir fue una mentira piadosa, chiquitica, pero ya paso,,,, la mentira siempre cuando la descubres te molesta y te daña y no tan fácil vuelves a creer.
    Gracias un buen tema.

    ResponElimina
  2. En algún sitio leí que todos mentimos más de 100 veces al día y ni siquiera somos siempre conscientes.

    ResponElimina
  3. Tantas como distancia exista entre nuestros deseos y la cruda realidad.

    ResponElimina