dimarts, 15 de desembre de 2015

SIMPLES CONTRA SIBILINAS

La sala de profesores está llena. Un compañero explica que prefiere los conflictos de los alumnos a los de “ellas”. Los chavales son simples, directos, lo arreglan todo con cuatro hostias pero después, “tan amigos”. Lo esgrime como verdad absoluta, lo masculino como noble, sin dobleces, sin trasfondo emocional. Pero ay “ellas”, sibilinas féminas herederas de la perversa Eva, con ellas no puedo, afirma encogiéndose de hombros. No le explican las cosas, nunca van de cara, utilizan subterfugios, parece que los conflictos están solucionados pero siempre se reavivan cual Guadianas. A su lado un par de compañeras asienten con la cabezas. “Somos así, retorcidas”


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada