dijous, 16 de maig de 2013

CINISMO



Los libros de texto han quedado obsoletos, la realidad ofrece a los profesores materiales más potentes y no es cuestión de ponerse una venda en los ojos y seguir enseñando de la misma forma. Como muestra otro botón. El poder judicial, tan trascendente en la vida de un país (Bárcenas, la infanta in/desimputada, Pantoja…) no consume más de un par de parrafitos llenos de generalidades en los libros de texto de Tercero de ESO. Los alumnos (futuros ciudadanos de pleno derecho en no más de tres añitos) desconocen los entresijos del poder (vaya si tiene el gachón) judicial. Los tribunales tienen la última palabra para que una sociedad democrática sea tildada de fiable (todos los ciudadanos son iguales ante la ley).
¿La tele educa?  Más que un libro de texto. No me refiero solo al National Geographic y sus documentales de rinocerontes africanos, hay que separar la paja (qué tenaz esta palabra que no para de aparecer en mis escritos pese a ser tabú) del trigo. Teniendo en cuenta que los nativos digitales tienen una autonomía de vuelo de un máximo de veinte o veinticinco minutos hay que concentrar el preparado para que sea consumido con agrado. Voy p’allá.
Pequeña introducción o presentación: (3 minutos) Exministro de Justicia socialista (no diré su nombre para no recibir querellas), senador (vividor) en la actualidad que se sienta en una mesa con un periodista (desenmascarador) para hablar de la justicia española. Les explico que un indulto contraría aquello la sacrosanta formulación de Montesquieu sobre la separación de poderes. Todavía lo recuerdan (aleluya). Y les doy la definición de cinismo. Desvergüenza o descaro en el mentir o en la defensa y práctica de actitudes reprochables. Ya está lista la paella para que ellos saquen sus propias conclusiones.
Visionado de un video (19 minutos): Les proyecto desde el minuto 30 (no vaya a ser que se les descargue la batería a mis pipiolos) pero a vosotros os paso la totalidad del programa para que lo disfrutéis.

Traca final (3 minutos): El perejil me lo trae Diógenes. Les explico que cinismo significa perro en griego y que parece que como un ídem vivía el célebre filósofo. Les explico que se decía de él que paseaba con un candil por las calles de Atenas y que cuando le preguntaban por la excentricidad respondía (todo cínico) que estaba buscando un hombre honesto.

Las editoriales me perseguirán si sigo alentando la elaboración artesanal de materiales educativos para consumo crítico (ácido). Las caras de atención de mis alumnos y los improperios al exministro que parecía andar por encima de las aguas me obligarán  a arrastrarme por las calles y vivir como un verdadero cínico. Como si lo viera.

4 comentaris:

  1. Documento sobre la Alfabetización Mediática Informacional (AMI) . Proyecto colectivo (de momento sólo colectivo, quizá consigamos hacerlo colaborativo). Puedes dejar comentarios en el mismo documento.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me lo leeré y te diré algo. ¿Por qué no me fío yo de la Unesco? Puede que me haya vuelto demasiado desconfiado.

      Elimina
  2. Vaya por delante mi agradecimiento por lo corrosivo de esta voz ácida que me toca en lo más íntimo y en lo más público. Yo también me dedico a la docencia con decencia. Es curioso que pensaba poner el programa de salvados a los de ciudadanía, a colación de la supuesta separación de poderes que "reza" la "sacrosanta constitución española" (la verdad, no sé cuál de todas estas palabras es más mentira, si "sacrosanta", "constitución" o "española").Este blog es, para mi, un estímulo y una prueba más (sigo a más compañeros comprometidos en twiter, facebook y google+) de que no estoy loco, y de las aulas sirven para mucho. Lo dicho, gracias.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Tomás, tu comentario me alienta a mí también. Llevo 20 años de docente y llegaron a hacerme creer los grises (no la poli, los compañeros, directores y otras catervas) que era una rara avis (follonera, descontenta, insatisfecha). Cada vez tengo más CONCIENCIA de que los raros son ellos. La educación (no la sacrosanta mentira que nos corroe) tienen un poder descomunal cuando es verdadera y brota de fuentes dispuestas al enriquecimiento mútuo y a la curiosidad compartida. Vamos a difundirnos mútuamente, a contactar con otros comprometidos y a dar candela para que esto cambieñ. Un saludo y gracias a ti.

      Elimina