divendres, 3 de maig de 2013

UNA DE QUESO



Este tema de las migraciones está dando de sí más de lo que me esperaba. Por eso estoy en contra de tanto programar, si uno encuentra una veta tiene que explotarla hasta el final. 

-         -¿Estarías dispuestos a emigrar?

No hace falta que contesten. El rostro paralizado, los balbuceos incomprensibles y las risas extemporáneas son suficiente respuesta. Los que ya han pasado por el trago no dudan en confesar que volverían a emigrar si fuese necesario. Luego les pregunto si conocen los detalles de la migración de sus abuelos. Extremeños, andaluces, murcianos, gallegos, que se subieron a un tren hacinados como borregos para buscar una vida mejor. Las estrecheces de vivir amontonados en el piso de un familiar, la angustia de no tener qué comer, aceptar un trabajo precario, luchar, edificar el futuro desde el subsuelo. Un listillo remata la ignorancia.

-          -Mi abuela solo hace comidas.

La historia oral, fuente primaria, a tomar por saco. Sigo indagando y compruebo que el programa de televisión Españoles en el mundo ha hecho mucho daño entre la juventud. Emigrar se ha asociado a un billete para El Dorado. Mi vertiente más provocadora me pide ponerles Vente a Alemania, Pepe, culmen del landismo, pero al final me corto, no la entenderían.

La emigración es un cambio. Y frente a los cambios los seres humanos tomamos varias salidas. El mítico libro de motivación escrito por Spencer Johnson Quién se ha llevado mi queso describe el proceso dentro de un laberinto metafórico (la vida). Por medio de lo que les sucede a dos liliputienses (conservadores y cabezones en no buscar un nuevo almacén de queso) y dos ratones (se mosquearon cuando escaseaba el queso y emigraron antes de que fuera demasiado tarde) podemos observar los argumentos de la resistencia y de la acción. Sospechoso que la vida de un ser humano sea la historia de cambios sucesivos y le cueste tanto gestionarlos.
Les dejo una tapa de queso por si la quieren disfrutarla en un finde esperemos que soleado. Buen provecho.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada