divendres, 27 de setembre de 2013

EL ESTADO INDEPENDIENTE DE COCA-COLA



Nos engañan, nos utilizan y nos joden. La independencia es el último caramelito que nos quieren hacer chupar. Yo no me meto en el tema filosófico, siempre he respetado a los independentistas de toda la vida, basan sus aspiraciones en un sentimiento y me parece que es tan lícito como el que se siente español o el que se siente ciudadano del mundo. Allá cada uno con su religión. Otra cosa son los independentistas de nuevo cuño, los que militan en esta nueva secta que vende el nuevo estado independiente como una sucursal del Edén. Y son muchos, no hay más que restarle los independentistas puros (los que fueron a las Diadas de Catalunya antes del 2010) y ya se darán cuenta ustedes que son una legión nada desdeñable.
El pueblo se ha expresado y ahora hace falta que los políticos estén a la altura de lo que el pueblo demanda”. Me cago, me meo y contracciono. El pueblo pide pan, salud, educación, circo y vivir con dignidad. Y los políticos meten las tijeras en las costuras del pueblo que manipulan esgrimiendo que la culpa la tiene Madrid que nos roba. Vale, me lo creo, les concedo el argumento. ¿Y qué hacen ante semejante expolio?  Que se cuadren, que entreguen su alma y su cuerpo a la causa, que se nieguen a vender el patrimonio de Catalunya (que también es mío) al mejor postor, que vivan austeramente los que me han recortado la extra y me han congelado el sueldo, que nos pongamos todos un salario de subsistencia para combatir al enemigo centralista. No podemos hacer nada, dicen escurriendo el bulto, no nos llega el dinero y no tenemos más remedio que dejaros sin estado del bienestar. Lloriquean como comadres mientras levantan los hilos de los títeres que se creen sus mentiras como única tabla de salvación.
Dice el refrán que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. En el pacto que firmaron al principio de la legislatura CIU y ERC se fijaron la cración de unos nuevos impuestos para aliviar las doloridas arcas de la Generalitat. ¡Qué majos! Algún iluminado pensó que se podían sacar 50 millones de euros cobrando un impuesto a las bebidas con exceso de azúcar. Cuando ya se frotaban las manos para repartirse el botín llegó el embajador americano y llamó a la puerta del señor Mas y le dijo que faltaría plus, que si se cobraba ese impuesto se sentaba un mal precedente aceptando que el exceso de azúcar de la bebidas americanas afectaba a la obesidad infantil (qué va, cómo puede pensar nadie que una lata de coca-cola produce michelines). Catalunya es insignificante para el imperio de Atlanta pero si se extiende por el mundo el bulo la cosa puede ser grave, o sea, leve amenaza en boca del embajador de dejar nuevo estado independiente sin droga gaseosa y sin inversiones (jajajajajaja....) y el gozo en un pozo. 

No creen ustedes que sería interesante preguntar a los catalanes si quieren trincar 50 millones de euros para escuelas, hospitales y atención a la gente mayor. ¡Derecho a decidir! No, ya decidieron por nosotros, se bajaron los pantalones, los calzoncillos y se colocaron vaselina para descartar una fuente de ingresos que podía paliar la crisis, todo porque no supieron resistir ante la diplomacia de la chispa de la vida.
Cuatro días después eran los inversores de BCN World los que alertaban que si la Catalunya independiente no seguía en la Unión Europea no invertirían en un megacentro de ocio. ¡Patada en el bazo al derecho a decidir! Por supuesto que vamos a seguir obedeciendo a la Merkel, nosotros somos independientes para hacerlo. Y los catalanes dándose las manos fraternalmente de Norte a Sur de un país que quiere ser independiente para decidir que en lugar de explotarlo el plasmático lo explote el Estado de Coca-Cola.
Algú ho havia de dir (Alguien lo tenía de decir). Frase célebre de Joan Tardá, independentista de viejo cuño, que pone patas arriba el parlamento español cuando sube al estrado.

2 comentaris:

  1. Yo creo que ha llegado la hora de cambiarle el nombre al blog, "La pàgina sulfúrica" propongo.

    ResponElimina
  2. No....quedan unos pasos por en medio que no se pueden saltar los seguidores de pro como tu. Un saludo y buen finde corrosivo.

    ResponElimina