divendres, 13 de desembre de 2013

TÍTERES PLASTAS



La maldita globalización nos provoca una toma de consciencia insufrible, seguramente en otras épocas históricas también cocían habas pero la ausencia de información en tiempo real de lo que sucedía lejos del círculo más próximo provocaba que la lucha se concentrase en una sola dirección, contra el yugo más cercano.Ahora todo está machihembrado, una pieza acciona la siguiente y todo está maléficamente amalgamado. El títere levanta la mano, el que la acciona puede estar a millones de kilómetros y el que se beneficia a los mismos en la dirección contraria. El títere levanta la otra mano, lo enfoca una cámara que paga un poderoso que tiene acciones en la otra parte del mundo pero que de carambola le interesa llamar la atención en el culo del mundo. ¿Y nosotros? Meros espectadores de una farsa sin demasiada gracia.
Comí ayer con las preguntas del futuro referéndum catalán. El primer plato fue un lección ortográfica del presidente Mas: Estado va con mayúscula. De segundo los demás líderes me pusieron una solomillo mesiánico y para postre gracias a los disidentes al acto de la puesta de largo de las interrogaciones más debatidas de la historia de Catalunya pude desgustar un souflé de choque de trenes y  afrenta constitucional. El cafelito fue con Rajoy y su firmeza (el plasmático no tardó tres minutos en responder a los desafiantes, con lo que le costaba las declaraciones en tiempos barcénicos). La digestión siguió con tertulias, diarios digitales, facebook. Sin posibilidad alguna de desembarazarme del aroma polémico volví a quedar en la cena con los dichosos interrogantes, coparon todas los noticiarios (ni los goles de Neymar pudieron con la voluntad de un pueblo). Yo creo que algún húmedo sueño he tenido por culpa de las orgías del día anterior. Suerte que algunos de sus protagonistas son capaces de apagar mi presumible erección matinal.  Y con el café de primera hora vuelta a empezar, con la radio, con los cometarios en el trabajo, con el bocadillo de media mañana… Tenemos para largo. Y todo es estéril, detrás de los discursos hay intereses electorales, unos señores que analizan encuestas y susurran al títere para que mueva los brazos con gracia. 

President Mas, tontorrón, que los de Esquerra te están adelantando por la derecha. Preguntas milagrosas al canto. Oriol, no se te ocurra expresar satisfacción absoluta, deja a los de Convergència como unos cagados, a ti te sobra la primera pregunta. Mariano, Mariano, que estos catalanes nos pueden arreglar las elecciones europeas. Firmeza, que salga Gallardón, con esas cejas canosas y esa voz grave. Que parezca que ponemos los tanques en la calle como se les ocurra poner las urnas el día 9 de noviembre del año que viene. Rubalcaba, jo, siempre tarde y despistado. Espabila. ¿Me opongo? ¿Me sumo? Es igual, lo que quieras pero con talante. ¿Mariano sacamos a Wert? Todavía no, que ese es un incendiario y lo pone todo patas arriba, que vaya calentando en la banda, que a lo mejor es necesario la semana que viene cuando baje de intensidad el follón. 
No aplaudan, no tiene ninguna gracia.        

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada