dimarts, 20 de gener de 2015

EL PODER ASIMÉTRICO



Fue hace un par de meses. El adjetivo asimétrico me recorrió la columna vertebral. Mi cuerpo detectó peligro fehaciente pese a que la expresión estaba embadurnada con un tono amable y distendido. La carga telúrica del abuso llegó a mi entendimiento. Un superior jerárquico me advirtió ante mis denuncias de arbitrariedad en el ejercicio del poder que éste siempre es asimétrico. Me lo dijo sin rubor, como algo inevitable, con una displicencia que me auguraba indefensión.
El subordinado está en manos del poder y sus medios/estrategias/propaganda/expertos. Cualquiera que pretenda enfrentarse a él sabe que lo hará en un combate desigual. Es mucho más rentable seguir las directrices y obedecer. No perder el tiempo en batallas que no llevan a ninguna parte y que afean la existencia. La legalidad siempre está del lado del poder, desde que el mundo es mundo (no me ahorraré ningún tópico).
Llevamos dos días de explosión mediática en Catalunya con el caso 4F desde que el Canal 33 se dignó a pasar el documental Ciutat Morta. Acostumbrados como estamos a la manipulación (no hace tanto de lo sucedido con Charlie Hebdo) hay que dejar que vomiten los loros del pensamiento único sus reflexiones más previsibles. Me encanta esa capacidad de sorpresa forzada con la que aparecen algunas alimañas en los medios de comunicación, ¡esto es increíble!, esto necesita un esclarecimiento, hay que depurar responsabilidades, hay que llegar hasta el final, que si la presunción inocencia que si patatín que si patatán. Los hechos sucedieron en el 2006, ¡ha llovido lo suyo! He dejado un tiempo prudencial para que expulsen el veneno de su hipocresía, como ejemplo la ecuánime Pilar Rahola que se marcó un infame artículo en La Vanguardia contra los que sospechaban de la visión oficial del caso y que ayer twitteaba tan feliz como si no existieran las hemerotecas digitales.  

Los autores del documental, los amigos de Patri, los acusados con pruebas falsas y un racismo larvado contra los diferentes estéticamente, nos han marcado el camino para invertir la punta del triángulo. Los asimétricos de antes ahora callan, censuran (vaya retrato) cinco minutos de documental, el alcalde charlatán está mudo, los testigos policiales jubilados por problemas psicológicos, TV3 en el pedestal de los medios domesticados, la juez con un dedo señalando sus irregularidades mastodónticas. Esperaban el olvido y la desesperación, con Patri muerta como la ciutat, para qué esclarecer los hechos, para qué remover la mierda, por qué retratar un proceso de gentrificación de manual en el barrio donde sucedieron los hechos, para qué comprobar que en las comisarías de la Barcelona cosmopolita se arrean hostias gratuitas como en cualquier país tercermundista (aunque le afee la mirada a la biógrafa Rahola).  
Dejémoslo correr, es la frase preferida de los cobardes, la que esperan todos los superiores jerárquicos arbitrarios. Hoy (obviamente sin nada que ver con la última ola de solidaridad forzosa de ayer) tenemos una verdadera hoja de ruta para luchar con los que tienen la baraja de las cartas marcadas. El poder puede que esté mutando poco a poco en más simétrico. Depende de nuestra persistencia y de nuestra vergüenza.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada