dimecres, 9 de juliol de 2014

VUCA



Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo. Estamos en una era de siglas y yo he rescatado ésta procedente del sector coaching de los negocios para definir el universo laboral en el que nos movemos.
Asisto año tras año a finales de junio a una ceremonia que me aterra internamente, el momento en que los alumnos de segundo de Bachillerato eligen las carreras universitarias que cursarán en los próximos cuatro años. Andan siempre atribulados por la nota de corte (la nota mínima de selectividad que exigen las universidades públicas para solucionar la falta de plazas). Esa nota no tiene que ver muchas veces con la empleabilidad de la opción sino con la demanda de los futuros licenciados. Los jóvenes se dirigen al matadero felices, con los sueños construidos desde el pasado sin tener en cuenta para nada el fenómeno VUCA. Luego llegan los listillos de la OCDE y publican sus descorazonadoras estadísticas.


Uno de cada tres licenciados españoles ocupa una plaza para la que no son necesarios los estudios cursados. Proliferan los universitarios que trabajan de administrativos, camareros o comerciales. ¡Vaya derroche para los interfectos, para sus familias y para el país! Somos uno de los países que más titulados superiores produce y uno de los que menos demanda. Me recuerda a esos clubs de segunda fila (mi Espanyol entre ellos) que forman jugadores para que triunfen en otros equipos de primera magnitud.
La universidad es uno de esos andamiajes anquilosados que parece candidato seguro a la extinción por parte de este mundo VUCA. No se ha desplomado ya porque tal como apunta Genís Roca sigue ejerciendo el monopolio de la acreditación formativa, pero la competencia es feroz, su autocomplacencia endémica y la incapacidad de adaptar sus lobbies a la incertidumbre han puesto a funcionar el reloj que accionará la dinamita.
En futuros post desarrollaré la importancia que tiene en el mundo empresarial el fenómeno Big Data (ingentes cantidades de datos) para predecir el consumo. Si tienen una criatura en edad de merecer les remito a una publicidad que me llegó de la universidad de Alcalá, de momento no recibo comisión pero no lo descarto.   

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada