divendres, 19 de desembre de 2014

VETO VERGONZOSO






Un corte de electricidad, un desfallecimiento (a lo Sabina) del conferenciante, una epidemia de gripe que afectaría a la asistencia. Nada de eso. El escueto mensaje esconde mucha mierda. Los historiadores tenemos que acudir a fuentes no oficiales para encontrar las explicaciones que las oficiales nos ocultan. He rastreado todo internet y no he encontrado más información sobre la enigmática suspensión. Por lo tanto he tenido que poner a trabajar a mis gargantas profundas.
Me cuentan que un director de instituto muy progresista invitó al economista y activista de Justícia i Pau Arcadi Oliveres para que explicase su punto de vista ante padres y alumnos. La conferencia estaba prevista para el 2 de diciembre a las 20.00 horas. Me cuentan que la cita llegó a oídos de los servicios territoriales de educación de la zona que levantaron el teléfono y por medio de su superior jerárquico le prohibieron taxativamente el encuentro por consideraron un acto político. El director, intimidado por la trascendencia de su ocurrencia, pidió por el responsable de la orden. Todo fue una sucesión de correveydiles que no encontraban corporeidad última, lo que sí descubrieron fue el artículo por el que se le podía expedientar si se resistía. Obviamente, obediencia obliga a los subalternos (progres o no) del dócil sistema educativo catalán a agachar las orejas y suspender el acto con el eufemismo por “ causas ajenas a la organización”. Ofrezco el espacio de comentarios de este post por si alguno de los interesados quiere precisar lo filtrado por mis fuentes de información.
¿Qué organización es ajena a la libertad de expresión? ¿Qué organización permitió que en su instituto se pudiese votar el 9N con el lema del derecho a decidir y en cambio consiente que se silencie a Arcadi Oliveres en el mismo espacio público? 


El mismo alcalde (la conferencia se publicitaba en la web del ayuntamiento, captura de pantalla de arriba) que no faltó a la comunión colectiva el día que el municipalismo gritó con rabia en el Palau de la Generalitat contra la opresión centralista consintió se inhibió en el veto vergonzante de Oliveres. ¿Son ajenos también a la suspensión? Este es el bando de los sometidos progresistas (los corderos).
Vamos al bando de los censores. Que en la puerta de algunos institutos catalanes (yo lo he visto y tengo fotos) ondee sin rubor una estelada, ¿no es un acto político? ¿No merece la reprobación de los altos mandos departamentales? Ah, no, és la voluntat d’un poble. Que en el interior de los centros hubiera propaganda política a mansalva en la semana del 9N y el amarillo fuera el color predominante, ¿no fue un acto político?, ah no, és el color d’un poble. Que se pusiera la calefacción el 9N cuando se escatima a lo largo del año, ah,. no, és el calor d’un poble. Pero una conferencia de Arcadi Oliveras (tibio revolucionario impregnado de buenismo) sí que lo es. Se podría llamar la ley del embudo, se podría llamar hipocresía institucional, se podría llamar escomotear la libertad de expresión. Pero en estos tiempos deshonestos se empezará a considerar como “causas ajenas a la organización”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada