dimarts, 28 de gener de 2014

EN FUERA DE JUEGO



¿Qué es un fuera de juego?  No sirve para nada descifrar tan metafísica norma futbolera, el reglamento indica una cosa pero el consumidor de cortados los lunes por la mañana en bares concurridos interpreta los conceptos de forma sui generis. Los fueras de juego de su equipo nunca lo son y los del rival adquieren el calificativo de fragrantes. Es el paradigma del fútbol. El otro opio del pueblo exige polémica, carne de litigio para que la peña jinque el diente a lo intrascendente mientras los que mueven los hilos se parten de risa en el palco. Los periódicos generalistas pasan penurias mientras los catecismos deportivos sobreviven regalando tostadoras con los colores del club de tus amores, los programas culturales empiezan a las once de la noche y las tertulias futboleras invaden las parrillas de todas las cadenas con tertulianos maleducados rebuznando a placer. Y que gire la noria hasta el infinito paralizando la mente de los ciudadanos al ritmo de la cámara lenta que desvela un fútil fuera de juego.


Últimamente el circo (el pan está escaso) anda revuelto. Resulta que el presidente del més que un club dimite por no hacer nada. Cuatro días antes de pirarse explica en multitudinaria rueda de prensa que todo es una trama de los envidiosos madrileños por no haber podido fichar a su perla brasileña. Resulta que el dedo en la llaga lo ponía un socio de su club. Nada, nada, salto al vacío, a rodar la teoría conspirativa (de raigambre acebiana) que es el antídoto perfecto de todos los chanchullos. Sospecho que tenían que haber muchas toneladas de mierda en el sustrato para que la víctima de tan descomunal contubernio decidiese dimitir. Escuchen la sonoridad del verbo que es más insólito que el tajinaste (flor que crece en las alturas del Teide). A rey muerto, rey puesto. Ya tenemos nuevo mandatario e igual estrategia. Reconoce que no se contabilizaron casi 40 millones de euros (vaya minucia) en las cifras del fichaje de Neymar pero que eso lo hacen todos los clubs (mal de muchos),antes de acabar su primera intervención no desaprovecha para lanzar torpedos contra el rival con el objetivo de enterrar el cadáver en las profundidades y conseguir que ningún avispado detecte el putrefacto tufo. Todavía quedan temas pendientes, el patrocinio oscuro de Qatar, la reforma del estadio y sus aledaños, los negocios turbios del expresi en Brasil, los líos con Hacienda de Messi. La culpa la tiene el Madrí, así se irán precintando paulatinamente todas las fosas sépticas. El primer cerrojo se accionó a las nueve y media de la noche del domingo, Piqué marcó el primer gol  del Barça y no estaba en fuera de juego. ¡Gol!¡Gol!¡Gol!
La semana ha sido prolífica en ignominias. Leo con estupor que 29 presidentes de Primera y Segunda División han firmado a favor del indulto de su excolega Del Nido. Leo con más estomacal dolor que el estafador expresidente del Sevilla afirma en el programa de Carlos Herrera que como han pasado 11 años de los hechos delictivos ya es meridiano que es un hombre recuperado para la sociedad, promete devolver 2,5 millones de euros a Marbella y pedir perdón. Me duelen los bemoles al leer que el presi de mi club (perico soy) ha firmado tan infame documento y pretende exculparse de tan zafia rúbrica diciendo que lo hace a título personal. Para encerrarlos a todos. Pero resulta que nadie parece muy dispuesto a levantar la banderola y pitarles fuera de juego a los mangantes que pueblan el sacrosanto balompié. Los alienados se siguen peleando por la posición del delantero y el defensa en un metro de césped mientras los tripones les clavan un saco de goles sin despeinarse. Fútbol es fútbol.  

2 comentaris:

  1. Deporte rey en época franquista. Gran deporte para distraer y despistar a los alienados. Es lo que hay chaval!!
    Un besote

    ResponElimina
  2. El pan y circo ya lo inventaron los romanos. Aquí no se desangran los gladiadores, se ponen tibios de millones.

    ResponElimina