dilluns, 27 de gener de 2014

PIPEANDO



Les supongo sorprendidos por el gerundio. No se apuren, he utilizado un verbo taleguero (carcelario) para despistar al personal, su significado en lenguaje fetén sería equivalente a curiosear, meter la nariz y en un caso extremo, espiar. 

¿Ustedes han sentado en la mesa de su comedor a dos ministros? ¿y a tres consellers de la Generalitat? ¿ex presidentes, cuántos? ¿ex ministros? ¿Nada? ¿Banqueros? ¿Directores de diarios? ¿Presidentes de la patronal? Me lo imaginaba, solo me le leen los parias de la tierra (sigue así Jordi, que acabarás leyéndote tu solito).
Estaba sentado en el sofá el sábado a mediodía degustando las noticias, esa ventana por la que entra la realidad que otros deciden, y un gusanillo despertó mi curiosidad (mi sentido pipeador). Quién era el anfitrión que montaba el fiestorrillo de postín en una masía del Alt Empordà con un cartel de lujo. El apellido es de los que te despiertan de la siesta. CONDE. El nombre no coincidía con el de la gomina. LUIS. ¡Fiuuuuu! ¡Qué alivio! Recordé que este tipo se hizo famoso hace unos meses por haber fichado a Esperanza Aguirre (que se aparten Neymar, Messi y otros mindundis). Ah, se me olvidaba, el tiberio de altura tenía como objetivo recaudar fondos para una fundación de disminuidos psíquicos. Una Marató de ricos, me cago en la doble moral y en la bondad de los poderosos, a la que nos descuidamos se disfrazan de hermanitas de la caridad (sin pagar IVA, of course).
Pues sí, me he pasado el finde pipeando por la red sobre el inspirador del “espíritu de Fonteta”, municipio donde Conde tiene la masía Can Anglada que dio cabida a la degustación solidaria de civet de jabalí, he estado investigando sobre los headhunter y sus cazadores, me he chupado los discursitos mesiánicos y las apariciones en tele del propietario de Seelinger&Conde, sus peripecias vitales (naufragio con su hijo incluido). Vamos, que me pueden hacer un Pasapalabra del personaje que arraso.


¿Para qué te ha servido? Me gusta que me hagan esta pregunta. Aporto tres reflexiones a mi distinguido público:

        A) Somos una mierdecilla, nos han vendido que por depositar una papeleta en una urna ejercemos nuestra soberanía, falacia del tamaño de la catedral de Burgos, el poder, el bueno, el que modifica y transforma, estaba sentado el sábado en la mesas de Can Anglada.

           B) Estamos gobernados por mediocres oportunistas lameculos , Conde se dedica a seleccionar los directivos con “más talento y aptitud” para las empresas que tienen beneficios a espuertas. Obviamente no trabaja para el Estado, son los partidos políticos los que seleccionan a los directores generales y todo su escalafón. El problema ya no es tanto el nepotismo como la falta de talento y aptitud. Una de las empresas más potentes del mundo (dicen que España es la economía 13) tienen una selección de personal restringida y patética. Podríamos permitirnos los mejores y nos gobiernan los negados.

     C) Los gobiernos en la sombra (Can Anglada) no responden al mandato de los socios mayoritarios (la población activa española que paga los sueldos de los que les dirigen), sino a oscuros intereses que benefician a unos pocos y joden a la mayoría. 

Ya ven que 007 a mi lado, un amateur.      

4 comentaris:

  1. Deberías dedicarte a esto, creo que se te da mejor que la enseñanza (es broma). Nos estamos perdiendo a un gran pipeador (espero que se diga así)que nos mantendría informados de todo cuanto acontece en las altas esferas y que tanto nos afecta.
    Un besote.

    ResponElimina
  2. Detalles, eres generosa en tus comentarios y lo que es peor, las aciertas de lleno. Soy mucho mejor pipeador que profe, tengo que hacer un reciclaje y lanzarme al ruedo, porque estos desgraciados se creen que somos tontos y que no nos enteramos de ná (que es casi cierto). Gracias por iluminarme,

    ResponElimina
  3. Como con los alumnos seas la mitad de entretenido y didáctico que eres en tu blog, mejor ten una doble vida. De día profe y d noche espía. Que hace falta librepensadores como tú cerca de los jóvenes.

    ResponElimina
  4. No te creas, acabaré acusado de corromper a la juventud, imagina que algún día estos mozalbetes empiezan a pensar. ¡La debacle!

    ResponElimina