dimecres, 30 d’abril de 2014

APELMAZADA



Noto la realidad que me circunda así. El adjetivo lleva algunos días llamando a mi puerta exigiéndome que lo cincele. Busco la piedra primigenia. Pegmatum (en latín, pesado, compacto). Pegma (en griego, congelado, coagulado). Un sinónimo para empezar a picar: indigesto. No hay porosidad por la que escurrirse, no hay hueco, no absorbe.

CARAS IONUT

Un poeta en mi auxilio. No es la mente categórica y científica la que se puede encaramar a una explicación plausible, a un remedio casero que me provoque el vómito y siembre la paz. El mundo caótico ha convertido los días en calcos. Un poeta en mi auxilio. Un martillo que destruya el mazacote (sinónimo de pelma). Harto de pelmazos que me auguran repeticiones, harto de pisar territorios exhaustos de herrumbre, harto de perderme en mecánicas absurdas.
Vendrán días dice el poeta que canta desgarrado. Vendrán días. No son estos apelmazados, mazacotes, coagulados, compactos, necios. Vendrán días. Otros. 

Porque un alma que alberga sentimientos viles no brilla y un alma sin brillo es un tiempo marchito para el que lo soporta.

El rayo de luz viene del poeta que vino en mi auxilio. Tiempo marchito, inútil, estéril. Huye de las almas que albergan sentimientos viles. Corre, ponte a salvo. Yo, mi, me, conmigo. Almas egoístas que rapiñan los beneficios de la nada.

Porque un alma que mora en la sala de los pasos perdidos es la furia vencida, cáscara vacía de un dolor exacto.

Atrás va quedando el esperpento de una existencia improductiva, atrás los sinsentidos de un errático respirar. Otras los días hueros. Vendrán días anuncia el poeta que vino en mi auxilio a sacar la figura de la mole.

Vendrán días en que ese peso ya no será carga sino bagaje. Vendrán días, han de venir.
Y esa calma, esa calma te ha de ayudar.

La realidad sigue apelmazada, no tiene intención de variar su posición. Soy yo, el que con la brújula del poeta que vino en mi auxilio, muevo mi posición, indago nuevos senderos para encontrar la luz que dora una nueva alma recién recuperada.

                                                Vendran días. MANOLO GARCÍA

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada