dilluns, 28 d’abril de 2014

PENALTY CLARÍSIMO




-          -Qué dices, se he tirado a la piscina.
-          -Lo toca, poco, pero lo toca.
-          -Ve que no puede llegar a la pelota y piscinazo que te crió.
-          -Lo desequilibra y evita que remate.
-          -¡Villarato!
-          -Hay una confabulación contra mi equipo.



Podemos llegar al fin de los días sin dilucidar si fue penalty o no. En noche de Champions es mejor encomendarse al reputado antropólogo y psicólogo Miguel Ángel Vadillo (entrevista magnífica en Wawankara) para no perder los estribos en discusiones tan eternas como estériles.

Si la evidencia tropieza con nuestras convicciones lo más cómodo es buscar otra evidencia.
-     
       -Rajoy es un miserable, no ha parado de hacer recortes y de dejar en pelotas la sanidad y la educación públicas.
-          -Zapatero le dejó la caja vacía, ¿qué querías que hiciese?
-          -No es agradable apretarse el cinturón pero es la única manera de salir de una crisis galopante que venía de América.
-          -La especulación inmobiliaria la empezó Aznar.
-          -¿Y los ERES de Andalucía?
-          -¿Y Bárcenas?
-          -Cada vez que gobierna la izquierda nos deja el país como un solar.
-          -Y cada vez que llega al poder la derecha se frotan las manos los empresarios y la banca.

Lo único que nos mueve a buscar información es el impulso de reafirmar nuestras ideas.

Vadillo es un especialista en sesgos cognitivos, esos mecanismos mentales que desvían a la mente de lo percibido por culpa de unas creencias predeterminadas. Es un engorro en algunas ocasiones pero nos produce atajos en otras. La clave está en determinar cuándo poner el piloto automático y cuándo desconectarlo. Lean la entrevista y puede que les asalte como a mí una sensación de pequeñez, de estar manipulados por nosotros mismos como bicho limitado, por nuestra evolución que nos exige sufrir poco y por nuestra endeble estructura cerebral.

La duda permite evitar el autoengaño, lo que te convierte en alguien más libre.

¿El concepto de libertad no será otro sesgo más? ¿El del optimismo tal vez?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada