dimecres, 11 de març de 2015

LADY MAVERICK



Tiene asegurado un hueco en la historia política de España. Y si consigue culminar su plan estratégico pasará a la historia universal para codearse con la dama de Hierro. El salvoconducto que le exigirá la historia no vendrá de la mano de esa tiranía que somete al resto de políticos vulgares: intentar mejorar la vida de los ciudadanos o prometer recuperaciones económicas fantásticas o desbordar con una verborrea espeluznante  a sus rivales. No, Lady Maverick (así quiere que la llamen y lo proclama a los cuatro vientos) es la representante de la mentira en la Tierra, es capaz de sobrevir a todos los fuegos cruzados o merendarse con porritas a todos los periodistas incómodos que le intentan alumbrar con una verdad incandescente. Nada ni nadie puede con ella, resiste enfermedades, accidentes de helicóptero y pringue corrupta enganchada en su siempre estiloso vestuario. Una sonrisa sardónica emerge reiteradamente por encima de la testa sometida de los que la critican. 
Si Mariano (así le llama, con la misma camaradería con la que calificó al Curilla Gallardón como el hijo de puta) tuviera un poquito de dignidad estaría cogiendo percebes en las rías. ¡Qué bajada de pantalones más monumental! Se ha fundido a todos los que la han querido jubilar y aquí la tenemos, de alcaldesa como antesala de presidenta. Y todo eso sin decir ni una puñetera verdad. Arcángel del Gúrtel que se chotea de haberlo descubierto, Lastimera que anuncia su retirada de la política entre lágrimas para volver a los dos días, Prometedora falsaria que obliga en un finde a Cospedal a recular, Cegata profesional con Granados y los otros mangantes. ¿No merece entrar en la historia de España con letras de oro? ¿No ha hecho suficientes méritos? Quién no quiera reconocer sus méritos es un miserable o un envidioso. Les compró diputados a los socialistas para presidir la Comunidad sin que pudieran probar nada. Ha gobernando a sus anchas con la aquiescencia del pueblo que pisa. Se ha juntado y desjuntado del Dios Aznar a conveniencia y se ha puesto todos los disfraces que le han pedido con un campechanismo chabacano de cocido rancio. Y ahí está, plantándole cara al voluntarioso Carmona. Qué pareja para un chotis castizo.
Los estudiosos de la alta política andan rebuscando por los textos de Lady Maverick perlas equiparables a las de Sagasta y Cánovas. Yo les pongo una muestra para que no se empachen, lo encontré en su web, deberíamos visitarla más a menudo como si fuera Lourdes o Fátima, para ver donde se encuentra la cultura política de este país y comprobar que sólo un milagro nos librará de rompernos la crisma. Lo titula YA ES HORA y lo escribió en setiembre de 2013. ¿Visionaria? No, se queda corto el piropo, Maverick, llámenla Lady Maverick.

También sería un chorro de aire fresco arbitrar los sistemas adecuados para que esas opiniones de los militantes de base lleguen a conocerse en las cúpulas de los partidos. Y no cabe duda de que las primarias para designar candidatos podrían ser uno de esos sistemas.
Como no me cabe tampoco la menor duda de que el partido que antes dé los pasos necesarios para democratizarse por dentro y para acabar con esa distancia que ahora separa a los políticos de los ciudadanos será reconocido por ello y afrontará con ventaja las próximas citas electorales. Ha llegado la hora y no podemos desaprovechar la llamada de ese joven político riojano que acaba de remover las aguas demasiado quietas de la vida interna de los partidos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada