dimarts, 17 de març de 2015

RONALDO (O MESSI) Y TÚ



Ni está en los programas, ni en los libros, ni en ningún manual educativo. Nadie habla de fútbol dentro de las paredes de un instituto si no es mediante lenguaje forofo. Nada de ciencia ni de rigor ni de filosofía del balompié. ¿Conocen alguna idolatría más profunda? Estos muchachos que crecen por mis aulas suspiran por hacer un regate como Messi o por lanzar una falta con la potencia de Ronaldo. Eso por una parte, pero detrás del ansia de habilidades futbolísticas hay otros motivos menos circenses. Suspiran por lucir sus músculos bronceados y ligarse a las chatis que pululan por los alrededores del astro portugués o por ganar la pasta que gana cualquiera de los que el domingo que viene saltarán al Camp Nou. Ronaldo la clavó: Me envidian porque soy guapo, rico y famoso.
Ellos (los gladiadores del XXI) tienen una situación y unas habilidades, tú (me refiero a cualquiera de los incautos que babean por ellos) tienes otra. Y entro los dos mundos hay una serie de reflexiones que no se pueden escamotear a los que tienen el cerebro más blando.
No he podido cautivar su atención con tácticas ortodoxas. No he podido convencerlos de que los dueños del mundo (los mercados, el poder financiero, el poder político a su servicio…) esperan alimentarlos con 450 euritos y van que se matan. Que lo demás saldrá de sus lomos o de su ingenio. Nada de nada. Tampoco han visto el programa sobre Alemania que se marcó este domingo Ana Pastor. No escucharon a los que se fueron pa Berlín esperando una situación halagüeña y que se toparon de frente con los Minijobs y con el idioma. Mis alumnos, calentitos en sus asientos, siguen afectados por el Wishfull Thinking (pensamiento ilusorio), a ellos se les aparecerá una Virgencita (la familia nunca falla) que les dará una vida que no parece quererles dar el mundo en el que se mueven. Lo dicho, me até los machos y bombardeé sus posiciones a mala leche.
Móvil fuera. Busquen la siguiente aplicación de la BBC.  Empieza la comparación más vergonzosa que conozco entre ocupante de minijob (que le aplaudirá a rabiar el domingo) y astro del fútbol (que le resbala).


¿Cuanto tiempo tarda Ronaldo en ganar lo que les espera a mis tiernos pipiolos?


¿Y cuántos años tardarán mis benditos alumnos en ganar lo que gana el crack del Real Madrid en un año?


Se puede relacionar lo que ganarán ellos con el país de orígen y con el mundo.


Las diferencias de género también quedan patentes en este cálculo chorra. Entre la jugadora de fútbol mejor pagada y él hay tan sólo...


Y mientras hemos estado haciendo cálculos Ronaldo se ha llenado la billetera y ellos el monedero (con céntimillos).

Moraleja: Ellos correrán por la banda del Camp Nou, ellos marcarán goles que subirán su cotización. Tú estás dispuesto a matar por ellos, a desear ser ellos, pero como no te espabiles, serás solo un tú más pobre que una rata.
Abran el libro, por favor.








2 comentaris:

  1. Lo has dicho de maravillas, amigo. Esa es la realidad, la sociedad —el sistema con todos sus medios— nos atonta. Soy fans del futbol, y lo disfruto...pero, sé que todo no es más que espectáculo y negocio. Ya, muy pocos van, y ven, al deporte como un ejercicio sano...ya no se compite para demostrar habilidades y disfrutar el honor de una medalla, dar gloria al terruño a la patria. Es un modo de vida, en los que muchos jóvenes ponen sus esperanzas y sueñan; pero, como en todo, pocos logran hacer realidad sus sueños. Los deportistas se venden y truecan como mera mercancía. Hasta en las Olimpiadas, ya se ve el robo-compra de talentos…cuántos africanos compitiendo por la ¨gloria¨ de la aria Alemania!
    Abrazos

    ResponElimina
  2. Y mientras, el populacho y sus vástagos cobrando 450 euros y aplaudiendo cada gol. Un saludo.

    ResponElimina