dilluns, 27 d’abril de 2015

ANÁLISIS FILOSÓFICO DE UN DERBI


Derby, enfrentamiento entre dos equipos de la misma zona o ciudad. 

Espanyol-Barça. Excusa perfecta para poner al atontador general (fútbol) en el centro del tiempo. Mis alumnos me involucraron en una porra el pasado viernes (ver foto). 9 sujetos que pronostican: 1 victoria del Espanyol (un servidor forofo), 2 empates (dos pelotas o analfabetos futbolísticos), 6 victorias aplastantes del Barça (lógicos, fieles de la victoria segura, culés hasta la médula…).



Primer apunte de inteligencia emocional.. La sensación de soledad de un periquito a lo largo de su vida es una herramienta fundamental para la disidencia. Además le sumaría esa capacidad de soportar la humillación de forma constante y en lugar de romper el sentimiento blanquiazul crecer como el toro ante el castigo (Hernández dixit).
Segundo apunte de lógica pura. Si tu contrincante da 24 pases sin que tú la huelas y en cuatro pases se planta delante de tu portería y te clava un gol, amigo futbolero (seas forofo o no), ríndete y mira para otro lado porque el partido no tiene color.
Tercer apunte estético. Como el tema futbolístico está sentenciado por la evidencia anterior, recurre a las excusas que puedas (la del presupuestos abismalmente desigual es infalible) para escurrir el bulto de los que están dispuestos a mofarse de tu ridícula resistencia.
Cuarto apunte cultural y político. Lo mejor del partido fue una pancarta gigante que colocaron en la parte de la grada que enfocan las teles (like para la inteligencia): CATALUNYA ES MÉS QUE UN CLUB. Capacidad de síntesis del meollo: 10.
Quinto apunte moral. Lamentable comportamiento de gran parte de la hinchada local (me resisto a calificarlos como los míos). Insultos barriobajeros, ancestrales, machistas (meterse con Shakira), xenófobos y una retahíla de calificativos que les acercan a los primates. Es una actitud de inferioridad que denigra al pequeño, los que llevamos tiempo en el arte de la disidencia sabemos que la ironía tiene mayor capacidad de herir al contrario que el lastimoso insulto.
Sexto apunte quasi espiritual. En el descanso consulté las redes sociales, los forofos se quejaban de que los jugadores locales no habían puesto “huevos”. No vi ningún pase de genitales ni remate de los mismos. Se referían imagino a la actitud, difícil de evaluar cuando la superioridad es tan manifiesta. Un sensato escribió: Es tan importante saber lo que somos como lo que no somos”.

En cualquier derbi puede resurgir Platón, Descartes o Nietzsche y nosotros perdidos en los comentarios de un periodista gritón y simplista. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada