dijous, 23 d’abril de 2015

CONFIGURANDO LA REALIDAD (3): Susceptibilidad.



Piensa mal y acertarás. Sabemos perfectamente que los refranes ocultan una parte de verdad dentro de un vestido de tópico. Si fuéramos pensando mal continuamente se nos acabarían las energías a media mañana. En el caso que nos ocupa la cuestión es desprenderse de las emociones que nos ha impuesto la manada y hacer funcionar el intelecto que es el padre de la susceptibilidad. Obviamente, quien más pronto puede darle a la manivela son los enemigos, ellos, desvinculados del poder emocional, pueden meter el dedo en la yaga de forma certera. Pero tampoco es una receta mágica porque imbuidos por sus ganas de hacer mal o perjudicar pueden apelar a emociones negativas que son la doctrina de la contramanada.
Me explico. Wert (normalmente tan extemporáneo) ofreció una de las claves para interpretar el caso del chaval que mató a un profe el pasado lunes en Barcelona. Lo definió como un caso de violencia escolar “extrema”. No creo que faltase a la verdad. El adjetivo interseccionaba con lo expresado por la consellera Rigau, los datos así lo corroboraban. No ha habido ningún caso de muerte de un profesor en las aulas españolas. El calificativo de violencia escolar ya es harina de otro costal, ya es el mal pensar, el inicio de la susceptibilidad. Lo excepcional es la muerte pero se produce en un entorno de violencia. La manada no está todavía preparada para aceptar que en los institutos hay un grado de violencia muy elevada, la manada considera la educación como sagrada, es ascensor social (hasta hace poco), es institución socializadora, es destino de todos los sobrantes que otras instituciones no solucionan, es virgen y pura. La manada no puede aceptar que los adolescentes (sus hijos) insulten, menosprecien, agredan a sus profesores (la autoridad). Es una realidad prohibida. Por lo tanto hay que ocultar la punta del iceberg (la muerte del profesor) en una aureola de inevitabilidad y de excepcionalidad. La manada puede dormir tranquila, el sistema educativo es sólido, sigue vigente, no tiene grietas ni aluminosis. En el fondo porque es un espejo de toda la sociedad y si se resquebrajase sería un desastre para la manada. Igual que la sociedad, la educación y sus instituciones están en un período de crisis profunda y hay que ir ofreciendo mutaciones para que siga siendo un baluarte de la manada.

La susceptibilidad es humo si no se acompaña de datos o de constataciones fehacientes. No encontré (después de un día de investigación cibernética) datos oficiales sobre violencia escolar. Los capitostes del negocio hablan sin datos (¿les suena?). La única base estadística que he encontrado es la del defensor del profesor del sindicato ANPE. Desde 2005 que iniciaron el proyecto han recibido 25.000 llamadas de docentes, casi 10 por día. El 27 por ciento de los profesores que atendieron durante el curso pasado  aseguraban padecer faltas de respeto de los estudiantes; el 16 por ciento, acoso y amenazas; el 14 por ciento insultos; y el 7 por ciento agresiones.
Cuando el río suena, agua lleva.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada