dimarts, 12 de març de 2013

URDANGARÍN ES UN CABRÓN



A quemarropa, en medio de una clase de Historia del Mundo Contemporáneo de Primero de Bachillerato. En un requiebro algo extemporáneo por mi parte explicando el crac del 29 me refiero al maquillaje de las cifras económicas, una cosa que lleva a otra y sin comerlo ni beberlo sale de la boca de un alumno la desaforada calificación contra el yerno del Rey. El duque Empalmado recibe su sentencia sin que al juez Castro le haya dado tiempo de acabar la instrucción. Mis alumnos de Bachillerato son así, tan radicales como desinformados.

-          -¿Por qué?- pregunto inocentemente.
-          -Porque ha robado.
-          -¿Con antifaz?
-          -No, profe. No te chotees de nosotros.
-          -¿Entonces?

La pregunta es el punto final a toda la información que estos gañanes conocen sobre Iñaki Urdangarín. ¿Instituto Nóos? No tienen ningún colega que estudie allí. ¿Diego Torres? Un cantante guaperas. ¿Caso Palma Arena? Un capítulo del CSI. Corinna sí, esa sí, la puta del rey, risotadas y más barbaridades. La polla mueve para ellos la historia (y yo ya empiezo a dudar de muchos postulados marxistas y empiezo a cambiarlos por otros más del estilo de Gran Hermano). Casualmente tengo en mi ordenador personal el descargable de El País con la última declaración del duque ante el juez.

-          -Hostia, profe, cómo mola, de dónde la has sacado. Lo que no sepas tú… ¿Te la ha pasado la mafia?

Me halaga la mitificación del pelotas de primera fila pero le aclaro que con un par de clics la podría obtener él también. Se desinfla. Qué vulgaridad leer el periódico.

-          - Pero… ¿a que sí es un cabrón, profe?
-       - Si me pronuncio en dos días tengo en mi domicilio una querella criminal por atacar uno de los símbolos del estado.  
-         -¡Hala, profe! Por decir que es un cabrón, pues yo lo digo y no me pasa nada…
-          -Espera que te grabo y se lo mando a la casa real. ¿Oyes las sirenas?

      Los reyes de la impunidad se sorprenden de que la libertad de expresión tenga limitaciones. Ni que pudiera ser plausible el calificativo que otorga la vox populi al aprovechado miembro de la casa real es necesario poner los puntos sobre las íes. 

     -  En materia fiscal y contable yo no sé. Estas declaraciones las hace un señor que se presentaba como máster y colaborador de la escuela de negocios ESADE.
-          - Eso es una tomadura de pelo, ¿verdad?

He rebajado la ignorancia y el nivel de grosería de mi alumnado. ¿Una condecoración real? Todo será bienvenido en estos dolorosos (no para Cospedal) tiempos de crisis.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada