dijous, 28 de maig de 2015

SER O NO SER



Me desayuno con negros nubarrones.


Me tomo el vermuth con claros.


Ser o no ser. Por la tarde  me dirijo a una Open Class organizada por Foxize School (gracias por una promoción tan productiva) con el sugerente título LA GESTIÓN DEL TALENTO EN LA ERA DIGITAL. De entrada hay que poner las cartas sobre la mesa, lo que llamo el NO SER, las cabronas de las máquinas nos pisan los talones, amenazan con jubilar sin permiso al 47% de la población (Oxford dixit). El paro no es culpa de los políticos, es culpa de la falta de talento para recolocar la fuerza productiva sobrante en otros nuevos empleos. Como frenar la sangría. ¿Talento? Menudo palabro. Aquello que yo sé hacer fabulosamente y que puedo traducir en pasta (sustento, salario).
Un magnífico elenco de pensadores se presta a abrir las ventanas para empezar a oler el futuro, andan sobrados de talento (sus carreras profesionales y sus fracasos les avalan). 

Empecemos por la única mujer (se cumplen las estadísticas), ALICIA POMARES, jefa de Humannova, dos tiros al aire para espantar palomas molestas. Se está poniendo a prueba nuestra resistencia a la incertidumbre. Se acabó el apalancamiento, el trabajo para toda la vida, las fiestecitas de despedida después de un siglo en la empresa. Change, change, change… Alicia tocó otra tecla que puede combatir el rodillo de las máquinas: la pasión. Cuando alguien no vibra en su trabajo, change.
FERNANDO POLO, si quieren saber de él entren en su web Abladías, su curriculum ya da fe de su enrevesamiento mental, nada de formulitas para agradar al público asistente, metió el dedo en la llaga del despido, habló de meritocracia, de cómo captar el talento fuera de los círculos convencionales, y a la vez, tuvo el arrojo de confesar que no existían fórmulas mágicas (con lo que eso agrada al indolente que llevamos dentro) y que lo contrario de lo que explicaba también pudiera funcionar.
DAVID TOMÁS, director general de Cyberclick y Best Workplaces 2014 en España (mejor empresa para trabajar), explicó su original y productiva forma de selección, alineación con los valores de la empresa, compromiso, sacar lo mejor (talento) de cada miembro. La vieja teoría del pasado (si hubo un profe que creyó en ti) aplicada al mundo laboral y a la emergencia del oro del futuro.
El moderador del cotarro debía ser EDUARDO LAZCANO, con gran habilidad le encalomó la responsabilidad a una becaria (fantástico estreno entre cuatro espadas de tronío) para poder promocionar el e-book que daba título al encuentro. Me fascinó la anécdota de la hija de Richard Gerver (busquen el libro y lean) y la gestión del talento de su hijo patoso para el fútbol. Messi solo hay uno pero necesita diez tíos que le lleven la pelota hasta el punto en el que hace sus diabluras. Papa Lazcano hizo el análisis del talento de su hijo (pocos padres saben enfrentarse a los “fracasos” filiales) y junto con él decidió que su papel en la empresa (equipo) era suministrar balones a la réplica de Messi en versión small. ¿El talento de la humildad?
Polo habló de la esterilidad de la educación actual para facilitar la emergencia de talento. Citó al padre de la niña holística y expresó algo con lo que yo me solidarizo, no es que haya que trasformar el sistema educativo es que hay que reemplazarlo por otra cosa.
Gracias a todos por lo que me llevé, inmediatamente lo revierto en las clases que imparto, a las ocho de la mañana mis alumnos de Primero de Bachillerato ya sabían de Foxize School (no todo es la central acreditadora universitaria), de la hija de Gerver (cómo les gustó saberse comprendidos) y de los cuatro magníficos profes que yo tuve ayer.
Lo dicho, SER O NO SER, la filosofía sigue siendo necesaria en tiempos líquidamente digitales.   

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada