divendres, 1 d’agost de 2014

UNA PEDRADA LIVIANA Y COMPASIVA



Decir ciertas tonterías no puede salir gratis, si esas chorradas provienen de la casta (bolivariano me llamarán) que ha estado chupando del bote a morro, menos. Propongo la instauración de un lanzador de piedras que impacte en los frontales de los bocazas que las escupen para que cada vez que vayan a atentar contra nuestra inteligencia y nuestra dignidad se lo piensen dos veces.


Si hay un bocazas profesional en el PP es el ínclito bigotudo Vicente Martínez Pujalte. Sin rubor alguno ha afirmado que la entrada en prisión de Matas (expresidente balear) se debe a un “tráfico de influencias liviano”. Lo peor de todo es que tiene más razón que un santo. Lo del Palma Arena debe ser una menudencia si lo comparamos con el gran invento del Gurtel. Con buen criterio se exclama de que manden al trullo a su amigüete por unos cuantos milloncejos de nada y sigan impunes los protagonistas de la mayor caja B conocida en este puñetero país. Y estoy con Pujalte (derivado de Pujol), cómo puede considerarse un delito de enjundia comprarse un palacete en el centro del Mallorca con lo robado a los esforzados conciudadanos, cómo puede cuestionársele que abriese al presumido Urdangarín la caja fuerte de Baleares de par en par como hizo con su suegro con el fin de mantenerlo en el escaparate de las regatas mallorquinas como símbolo de las islas. ¡Un respeto para los mangantes! Qué desagradecimiento el nuestro.
La siguiente pedrada debería impactar en el flequillo indomable del president Mas. No se le ha ocurrido otro sustantivo para definir el sentimiento que remueve el fraude treintañero de su padre político que el de compasión. ¿Compasión? ¿Querría decir indignación? Cómo va a indignarse el prepotente si él mismo regularizó sus fondos en cuentas suizas en 2008 cuando la sociata Salgado hizo otra vergonzosa amnistía fiscal gracias a otro magnichivatazo. El muy… (pongan ustedes el insulto) se queda impasible cuando recorta en educación y sanidad y se conmueve cuando un mentiroso declara con todo el cuajo del mundo que no encontró el momento para regularizar una herencia depositada en cuentas foráneas. La gente malviviendo y su mesiánico presidente compadeciéndose del que evadió impuestos con los que se podrían haber atenuado las miserias de su pueblo, ese que tiene derecho a decidir su independencias pero que no puede decidir sobre los sinvergüenzas que lo timan.
En breve pondré en crowdfunding la fabricación del lanzador de piedras livianas y compasivas. Hagan sus aportaciones y podrán decidir el objetivo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada