dimarts, 19 d’agost de 2014

PITCH




Una vez a la semana uno se puede permitir el lujo de escuchar a un gurú tecnológico o del emprendimiento, no hace daño y se pueden aprender cosas. A veces andan tan alejados del ciudadano de a pie que sus lecciones asustan de pura sencillez. Explican historias cargadas con una sensatez que desmonta el palurdismo que compone nuestro transitar diario y que nos impide volar por encima de la mediocridad. Siguiendo la conversación entre Martin Varsavsky y Dídac Lee (promocionada por el omnipresente Banco Sabadell) uno se pregunta cómo nunca montó una empresa. Como los magos de prestigio estos gurús se guardan los trucos de tronío para la intimidad y emboban al personal con los más artificiosos. Nos explican todo el proceso pero siempre omiten un ingrediente que seguro que es el que genera los cheques de seis ceros.


En medio de una revolución laboral contra un despido improcedente que padecí tuve la oportunidad de visitar TV3 para solicitar la cobertura del conflicto. La directora que me expulsó de su cole realizaba cobros ilegales a las familias y marginaba a los alumnos que no sufragaban sus caprichos. Un día conseguí audiencia en la cadena de televisión catalana y me llevaron a un despacho donde una periodista con cara de malas pulgas me sentó en una silla y mirándome a los ojos me preguntó por qué debía destinar una cámara y un redactor a mi tema. Empecé balbuceando y explicando leyes de financiación de centros educativos de complicadísima comprensión (por eso hacen lo que hacen los ladrones de guante blanco). La cara de mi interlocutora ya me indicaba que no iba bien. Cambié mi pitch agónicamente para conseguir el objetivo. 
-          -Niños negros y moros discriminados en la piscina escolar porque sus padres no pueden pagar las extraescolares.
-                        -La noticia es tuya. Ahí tienes al cámara, queda con él.

Cerró la puerta y se largó con viento fresco. Tres días después salía nuestro conflicto en prime time (mediodía y noche) en el Telenoticias autonómico. Horas más tarde recibía una llamada de la directora general de educación de la Generalitat para arreglar el desaguisado.

El término inglés pitch hace referencia a una presentación verbal (y visual, a veces) concisa de una idea para una película o serie de televisión, generalmente hecha por un guionista o director a un productor o ejecutivo del estudio, con la esperanza de atraer financiación de desarrollo para costear la escritura de un guión. (Wikipedia)

Martin Varsavsky y Dídac Lee explican la importancia del pitch en el mundo de los negocios digitales y hacen una práctica en directo. El resto de la charla tampoco tiene desperdicio.


¿Algún profe despistado e iluminado preparará a sus alumnos en tan rabiosa disciplina el curso que viene? Ay, profe, es que tengo vergüenza, es que no me sale, es que no he tenido tiempo, es que, es que, es que….. El negocio se lo llevó otro.

3 comentaris:

  1. O aplicándonos el cuento de la concisión: lo bueno si breve, dos veces bueno.

    ResponElimina
  2. Da buenos resultados, puedes empezar por menos imágenes en la ESO http://es.m.wikipedia.org/wiki/PechaKucha

    ResponElimina